Twittear
La Porra te saluda

Posts Tagged: Día 11

Clicks en la Tour de Francia 2012:

Etapa 10 - Ganador - Thomas Voeckler

Clicks in the Tour de France 2012:

Stage 10 - Winner - Thomas Voeckler

THOMAS VOECKLER HABLA TRAS VICTORIA EN ETAPA 10 DEL TOUR DE FRANCIA

THOMAS VOECKLER SPEAKS AFTER WIN IN STAGE 10 OF TOUR DE FRANCE 2012

El corredor francés Thomas Voeckler, del Europcar, ha confesado que el “final” de la décima etapa del Tour de Francia, la cual se ha adjudicado este miércoles, ha sido “puro sufrimiento” e incluso le faltaron “fuerzas para levantar los brazos”.

"El final ha sido puro sufrimiento para mí. Solo a 5 metros de la línea de meta he estado seguro de ganar. Ni siquiera he tenido fuerzas para levantar los brazos", indicó el ciclista francés tras cruzar primero la meta de Bellegarde-sur-Valserine.

Por otro lado, el corredor del Europcar reconoció que fue la decisión y la confianza de su director deportivo, Andy Flickinger, lo que le hizo ir a por la victoria de etapa. “Hacia el final de la etapa de hoy había un bonito repecho así que mi director deportivo, Andy Flickinger, me ha dicho que probara suerte para no arrepentirme después. De no ser por él, quizás no lo habría intentado”, apuntó.

"Hoy quería estar delante. Cuando he visto la composición del grupo de cabeza, me he dicho que sería interesante pues hoy había posibilidades de resolver la fuga. Al mismo tiempo he pensado que eran muy fuertes. Cuando he conseguido coronar primero el puerto del Grand Colombier para hacerme con el maillot de lunares he pensado que al menos tenía eso ganado", confesó.

Y es que Voeckler admitió su intención de conservar el maillot de líder de la montaña. “Evidentemente el maillot de lunares no se puede comparar con el maillot amarillo. Pero esta mañana, no tenía ninguna opción de hacerme con el amarillo. Ya he lucido el maillot de lunares en dos ocasiones en el pasado, pero nunca tan avanzada la carrera. Me he acordado de ‘Chartrix’, que se hizo con él en París en 2010”, apuntó.

"Si ha ocurrido antes, por qué no intentarlo. No lo voy a dejar escapar. Voy a pelear, eso por descontado. Pero al mismo tiempo soy más que consciente de que a partir de mañana habrá muchos puertos que escalar, con 25 puntos en juego desde la primera ascensión", añadió.

Por último, Voeckler volvió a hacer referencia a la dureza de la etapa ya que al final de la misma “las piernas” le dolían, aunque, finalmente, ha sido el hombre a intentar batir. “Claro que he pensado en la etapa, pero la verdad es que ya a esas alturas de la etapa me dolían las piernas. Quizás he mostrado demasiado mi fortaleza durante la jornada. En cualquier caso, al final, he sido el hombre a batir. Cada vez que aceleraba, venían en mi busca, y cuando atacaba otro compañero, yo era el único en salir a cazarlo”, finalizó.

THOMAS VOECKLER GANA LA ETAPA 10 DEL TOUR DE FRANCIA 2012

THOMAS VOECKLER WINS STAGE 10 OF TOUR DE FRANCE 2012

El francés Thomas Voeckler (Europcar) ganó la décima etapa del Tour de Francia, este miércoles entre Macon y Bellegarde-sur-Valserine, con 194.5 kilómetros de recorrido, mientras que el británico Bradley Winnigs (Sky) conserva la malla oro de líder.

En esta jornada de alta montaña, el pelotón tuvo que escalar el puerto del Grand-Colombier.

Voeckler se distanció del pelotón en los últimos 1,500 metros de una fuga lanzada desde la primera hora de carrera.

El italiano Michele Scarponi, ganador del Giro 2011, se puso segundo a 3 segundos del francés, y por delante del alemán Jens Voigt.

El español Luis León Sanchez, quien se destacó en la escalada de la llegada, quedó cuarto en la meta, mientras que el belga Dries Devenyns finalizó quinto, después de atacar en los últimos 3.5 kilómetros para luego ceder.

Voeckler firmó la segunda victoria de etapa de un corredor francés desde la largada de esta “Grande Boucle”, tres días después de que lo hiciera el benjamín del pelotón, Thibaut Pinot, el domingo, en la etapa con meta en Porrentruy, Suiza.

La posición de Wiggins no fue puesta en peligro a pesar de la diferencia de casi un minuto que le sacó el italiano Vincenzo Nibali en el descenso del Grand Colombier.

Nibali fue neutralizado antes de la cima del pequeño puerto de Richemond, gracias al trabajo de uno de los compañeros de escuadra de Wiggins, el australiano Richie Porte.

"Sabíamos lo que nos esperaba, En el Tour sé, desde que era niño, que al malla oro se le ataca. Sería triste que no lo hicieran. Esto hace parte de la grandeza del Tour. Al día siguiente de la jornada de descanso siempre es difícil, pero el equipo estuvo fuerte", dijo el inglés.

Voeckler, de 33 años de edad, logró su tercera victoria de etapa en el Tour, tras las conseguidas en Perpiñán en 2009 y en Luchon en 2010.

Malla oro durante 20 días (10 en 2004 y otros 10 en 2011), el francés llegó a esta edición con dolores en una rodilla, que superó después de haber pensado incluso en abandonar la prueba en la que terminó cuarto en la clasificación general final en 2011.

La undécima etapa, considerada la “reina de Los Alpes”, se disputa el jueves sobre un recorrido de 148 kilómetros entre Albertville y La Toussuire-Les Sybelles.

Clicks en Wimbledon 2012: Andy Murray vs Jo-Wilfried Tsonga

Clicks in Wimbledon 2012: Andy Murray vs Jo-Wilfried Tsonga

MURRAY HABLA SOBRE EL SIGNIFICADO DE JUGAR SU 1ra FINAL DE WIMBLEDON

MURRAY EXCITED TO PLAY HIS FIRST GRAND SLAM FINAL IN WIMBLEDON

Andy Murray no pudo ocultar su emoción tras la victoria ante Jo-Wilfried Tsonga en la que calificó a la Gran Final Varonil del torneo de Wimbledon, primera ocasión que logra acceder al juego por el título.

Y esto, como no, porque el escocés será el primer británico en jugar la final del abierto que se juega sobre césped desde 1938. Pero porque también sabe que puede hacer historia de la grande si es que logra quedarse con el título: sería el primer británico en ser campeón desde 1936 (ganó Fred Perry).

"Todos esperan algo increíble de mí", expresó Murray, a sabiendas que contará con el masivo apoyo del público local para el duelo final ante Roger Federer.

Pese a que el suizo es el favorito para ganar la corona -considerando que ello le permitiría al helvético retomar el primer puesto del ránking de la ATP- Murray indicó que esta final “será uno de los partidos más grandes de mi vida”.

Pero Tsonga le brinda apoyo a Murray. “Deseo que se recupere bien y que tenga sus opciones ante Roger”, aseguró. “Ha llegado a la final, ya ha hecho su trabajo, todo lo demás es un añadido para él”, agregó el galo.

ANDY MURRAY VENCE A TSONGA Y JUGARA LA FINAL DE WIMBLEDON vs FEDERER

ANDY MURRAY BEATS TSONGA TO REACH WIMBLEDON´S FINAL AGAINST FEDERER

El británico Andy Murray derrotó este viernes en semifinales de Wimbledon al francés Jo-Wilfried Tsonga por 6-3, 6-4, 3-6 y 7-5, en dos horas y 47 minutos, y luchará el domingo por su primer título en el All England Club.

Después de caer en semifinales en los tres últimos años, el tenista escocés consiguió superar esa barrera, quizá más psicológica que tenística, en el cuarto intentó y selló ante un Tsonga irreconocible su pase a la tan ansiada final.

El de Glasgow logró lo que muchos de sus predecesores no consiguieron en más de setenta años y lo que tan solo los aficionados veteranos disfrutaron, ver a un británico en la final de Wimbledon.

Han tenido que pasar 74 años, desde que lo lograra Bunny Austin en 1938, para que el Reino Unido se enganchara delante del televisor y disfrutara con la presencia de uno de los suyos en la final del Grand Slam más tradicional de todos.

Una vez dio tregua la incesante lluvia sobre la capital británica, la organización de Wimbledon decidió reabrir la tan utilizada cubierta retráctil de la pista central para que la segunda semifinal del día no se disputara bajo techo, al contrario que en el partido entre el suizo Roger Federer y el serbio Novak Djokovic.

Murray, de 25 años, ya héroe local, contó con el apoyo de los más de 15.000 espectadores presentes en el All England Club, quienes, entre gritos de “¡Vamos, Andy!” y aplausos, llevaron en volandas a un tenista al que le queda lo más difícil, batir a Roger Federer en la final, quien, de ganar el domingo, igualará el récord de siete títulos del estadounidense Pete Sampras.

El inicio del encuentro estuvo marcado por los largos intercambios de golpes entre ambos tenistas desde el fondo de la pista, más propios de un partido jugado sobre tierra batida que en un encuentro en hierba.

El escocés, pese a presentar ciertas dudas a comienzos de campeonato, desplegó un tenis impecable y sin apenas errores que le sirvió gozar de una cómoda ventaja en los primeros juegos (3-0 a los once minutos).

A medida que avanzaba el partido, Murray se fue sintiendo más cómodo sobre el fondo de la pista central, ya desgastada después de dos semanas de competición, y en apenas 34 minutos consiguió hacerse con el primer set por 6-3.

En una segunda manga donde Tsonga cometió once errores no forzados, Murray mantuvo su tenis ofensivo desde el fondo de la pista para romper el servicio al francés, que erraba una y otra vez en sus subidas a la red, para acabar venciendo por 6-4.

En un tercer set donde los aficionados presentes en la pista central confiaban en ver a su ídolo mantener el nivel de juego y sellar su pase a final, Tsonga limitó sus subidas a la red y mejoró sus derechas desde el fondo de la pista para acabar dominando por 3-6.

Tras dejar escapar el tercer set, el escocés, siempre apoyado por el ruidoso público, rompió el servicio a su rival en el cuarto juego, pero el francés le devolvió el “break” y ganó su saque, instaurando de nuevo las tablas en el marcador (3-3).

La tan mencionada fragilidad mental del tenista de Glasgow parecía no existir en este partido, donde en el octavo juego de la tercera manga fue capaz de levantar dos bolas de rotura de Tsonga, que le pusieron a tan solo un juego para clasificarse para su primera final en la hierba de Londres.

El escocés mantuvo la cabeza fría y, después de ponerse 6-5 en el décimo primer juego, logró romper el servicio a un Tsonga que no fue capaz de luchar contra Murray y contra las 15.000 almas que le apoyaron y acabó cediendo el set y el partido.

Así, Murray confía en finalizar la larga espera del tenis británico y convertirse en el primer tenista de las islas desde Fred Perry en 1936 en coronarse rey de Wimbledon en la final del próximo domingo ante el suizo Roger Federer.

Federer, campeón en el All England Club en seis ocasiones, busca su séptimo entorchado en Londres e igualar así el récord del estadounidense Pete Sampras después de batir hoy en su semifinal al serbio Novak Djokovic por 6-3, 3-6, 6-4 y 6-3 en dos horas y 19 minutos de juego.

Clicks en Wimbledon 2012: Roger Federer vs Novak Djokovic

Clicks in Wimbledon 2012: Roger Federer vs Novak Djokovic

FEDERER HABLA SOBRE EL SIGNIFICADO DE JUGAR SU 8va FINAL DE WIMBLEDON

FEDERER EXCITED TO PLAY HIS EIGHT GRAND SLAM FINAL IN WIMBLEDON

Roger Federer no pudo ocultar su emoción tras la victoria ante Novak Djokovic en la que calificó a la Gran Final Varonil del torneo de Wimbledon, octava ocasión que logra acceder al juego por el título.

El suizo afirmó que no había empezado a albergar dudas sobre su juego, a pesar de que no se impone en un Grand Slam desde principios de 2010 y no accedía a la final de un gran torneo desde el Roland Garros de 2011.

"No había empezado a dudar de mí mismo, incluso después de caer el año pasado en los cuartos de final (en Wimbledon). Fue duro aceptar aquella derrota, pero, por fin, vuelvo a estar en la final", señaló Federer después de imponerse al número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, en la central del All England Club.

El suizo, a punto de cumplir 31 años, opta el domingo a su séptimo Grand Slam sobre hierba, los mismos que logró el estadounidense Pete Sampras, y a recuperar el número uno en el ránking de la ATP.

Federer se encontrará al otro lado de la red en la final al británico Andy Murray, o bien al francés Jo-Wilfried Tsonga (verdugo de Federer el pasado año sobre la hierba de Wimbledon), que disputan hoy la segunda semifinal en la pista central del All England Club.

"Siempre he dicho que, en cualquier país, me encanta jugar con el héroe local, y eso es exactamente lo que Murray es en Wimbledon", señaló Federer sobre un jugador que concentra las esperanzas del público británico para ganar un título que no se queda en el Reino Unido desde 1936, cuando lo ganó Fred Perry.

Federer se impuso hoy por decimoquinta vez en su carrera a Djokovic, en el primer encuentro que ambos disputaban sobre hierba, una superficie que premia a los buenos sacadores y dificulta la reacción al tenista que va por detrás en el marcador.

"La superficie hizo que el partido fuera distinto, para ser sincero. Casi no tuvimos intercambios en los primeros dos sets, algo que me resultó sorprendente. Jugamos un tenis de primeros golpes", describió el suizo.

Federer, que se enfrentó hoy a un tenista de 25 años que vivió en 2011 la explosión de su juego (Djokovic ha ganado cuatro de sus cinco Grand Slam entre 2011 y 2012) señaló que la hierba hizo de su duelo con el serbio un partido “no tan físico, más explosivo, quizás más impredecible”.

El suizo arrebatará si gana el domingo el número uno del ránking a Djokovic, que se situó en la primera posición de la ATP precisamente el año pasado, en este mismo escenario, pasando por delante entonces del español Rafael Nadal.

Federer, el tenista que más finales de Grand Slam ha disputado (24, con la del domingo), será el primero en la historia en jugar ocho finales de Wimbledon. Tras el éxito de hoy frente a Djokovic, Federer subrayó que su trabajo no ha concluido en el All England Club: “El torneo aún no ha terminado. Hoy no rompí a llorar, ni caí al suelo sobre mis rodillas, ni pensé que ya he logrado todo lo que quería”, dijo el suizo.

ROGER FEDERER VENCE A DJOKOVIC Y AVANZA A LA FINAL DE WIMBLEDON 2012

ROGER FEDERER BEATS NO. 1 DJOKOVIC ON ROUTE TO WIMBLEDON´S FINAL

Roger Federer dio un paso más para reconquistar el número uno del mundo al avanzar a la final del Grand Slam de Wimbledon, a expensas del serbio Novak Djokovic, campeón defensor, a quien derrotó en cuatro sets, con parciales de 6-3, 3-6, 6-4 y 6-3.

Ahora, el suizo tendrá que vencer a Tsonga o Murray para conquistar por séptima vez el torneo en el All England Club y así recuperar el liderato de la ATP, del que desbancaría, precisamente, al serbio, su rival de esta semifinal.

Federer impuso su mejor juego y poco a poco fue dominando a un Djokovic que se mostró nervioso ante el nivel del suizo, quien fue de menos a más y terminó por conquistar una importante victoria.

El ‘expreso suizo’ deja la serie ante el serbio en 15 victorias por 12 derrotas, sin embargo, la de este día, tiene un ingrediente especial, pues es la primera ocasión en la que se enfrentaron en hierba.

El duelo inició parejo, con ambos con solidez en su servicio, hasta que una caída descontroló a Djokovic, lo cual aprovechó Federer para lograr el quiebre y ponerse 4-2 arriba. Con su saque, el suizo se encaminó a la victoria en la primera manga, por 6-3.

En el segundo respondió de inmediato Djokovic y quebró a Federer para ponerse arriba 2-0, ventaja que no dejó ir para devolverle la cortesía al suizo y dejarlo en 3-6.

La tercera manga fue más pareja, ambos defendieron su servicio a ultranza y se fueron parejos hasta el final, sin embargo, con el 5-4 a su favor, y tras fallar varios intentos de quiebre, Federer por fin logró arrebatarle el saque a Djokovic para dejar el 6-4 final.

Con la ventaja, Federer se creció y aprovechó el nerviosismo de ‘Nole’ para romperle el servicio muy pronto y ponerse arriba 2-0. El suizo todavía malogró algunas opciones de quiebre, incluido un triple break point cuando tenía a su favor el 4-1, sin embargo, con la potencia de su saque solventó el partido y lo terminó con un 6-3.

De esta forma, Federer está a un paso de lograr su Grand Slam 17 y recuperar el número uno, lo cual serviría para igualar y probablemente superar la marca de Pete Sampras con más semanas al frente del ranking ATP.

NOVAK DJOKOVIC VS ROGER FEDERER, LA FINAL ANTICIPADA DE WIMBLEDON

NOVAK DJOKOVIC VS ROGER FEDERER, THE ANTICIPATED FINAL OF WIMBLEDON

La Central de Wimbledon, testigo de algunas de las batallas más impactantes que el mundo del tenis ha proporcionado, se vestirá mañana de enhorabuena para recibir a dos de los mejores tenistas del mundo. Novak Djokovic y Roger Federer, números uno y tres del mundo, regresan un mes después a otra semifinal de Grand Slam, con el añadido de que el vencedor del torneo será el nuevo número uno del mundo. El tenista serbio busca proseguir con su espectacular racha iniciada en el pasado curso, mientras que el elegante suizo buscará recuperar el trono del tenis mundial y así superar el histórico registro de 286 semanas como número uno del mundo que todavía posee el estadounidense Pete Sampras.

Al darse a conocer el cuadro del torneo, Djokovic y Federer eran los dos claros candidatos a disputar esta gran semifinal. Y aquí están tras una intensa semana y media donde ambos han pasado por alguna dificultad, algo más acentuada en el caso del de Basilea que tuvo que remontar un partido muy duro ante Julien Benneteau, tenista que llevo a Federer a los cinco sets, tras empezar imponiéndose por 2-0. Tampoco lo tuvo fácil el seis veces campeón ante el especialista en hierba Xavier Malisse, que logró arrebatarle un set, aprovechando ciertos problemas físicos que mostró el suizo en ese partido de octavos de final. Sin embargo, su último partido hasta la fecha en este Wimbledon fue toda una declaración de intenciones, ya que Roger Federer se deshizo del siempre peligroso Youzhny con una rapidez y una comodidad inesperados. El resultado de 6-1, 6-2 y 6-2 fue un aviso a navegantes. Roger quiere recuperar su corona.

Menos escabroso ha sido el camino de Novak Djokovic hasta esta ronda de semifinales. Tan solo el siempre peleón Radek Stepanek ha sido capaz de arrebatar un set al tenista de Belgrado, muy firme en cada uno de sus partidos hasta el momento. Ni siquiera un excelente Florian Mayer fue capaz de inquietar a Djokovic en los cuartos de final. El número uno del mundo solventó el encuentro por 6-4, 6-1 y 6-4 en poco más de hora y media de juego. Las piernas de Novak Djokovic, por tanto, están a la espera de dos grandes batallas más. ¿Conseguirá el serbio defender su título de 2011?

Ambos tenistas se han enfrentado en un total de 26 ocasiones y desde el año 2008 no lo hacen en una ronda inferior a semifinales. El bagaje, a día de hoy es de 14 -12 en favor del tenista helvético. Sin embargo, en los últimos tiempos el dominador de esta batalla suele ser Novak Djokovic, que ha derrotado al de Basilea las tres últimas ocasiones en las que se han medido, incluida la pasada semifinal que ambos disputaron sobre la arcilla de Roland Garros, hace apenas un mes.

Hay un dato que hay que tener en cuenta y que desmonta todos estos enfrentamientos, y es que estos dos tenistas nunca se han visto las caras sobre esta rápida superficie que durante tantos años ha dominado Roger Federer y a la que tan bien se ha moldeado Novak Djokovic en las dos últimas temporadas. Además, en esta ocasíon, ambos tenistas luchan no solo por reinar sobre el verde de Wimbledon, si no por ser la primera raqueta ATP, un agravante competitivo de muchos quilates.

Pocas dudas parece ofrecer esta semifinal en su planteamiento inicial. Roger Federer y Novak Djokovic se conocen a la perfección, ambos se han estudiado las virtudes y los defectos en infinidad de ocasiones y, pese a que la superficie es ‘nueva’ para ambos pocas variantes tácticas se pueden esperar. El tenista suizo planteará un partido de pocos intercambios, de golpes ganadores a las primeras de cambio y de el menor desgaste físico posible, en busca de intentar aprovechar todo su talento y su enorme capacidad de adaptación a al hierba para lograr una de las mejores victorias de su carrera.

Novak Djokovic, por su parte, buscará lo contrario. Con menos tiempo en pista durante estas dos semanas y con la confianza que dan las victorias, el tenista serbio volverá a utilizar sus mejores armas para intentar derribar el muro suizo. Para ello, Djokovic buscará alargar los puntos en la medida de lo posible y utilizar su mayor control en los peloteos para ir minando la resistencia de un rival poco acostumbrado a correr de lado a lado por la pista.

Dos estilos de tenis antagónicos, pero eficaces ambos. La experiencia y la veteranía de Roger Federer frente a la confianza y la calidad de Novak Djokovic, el talento del suizo frente a la resistencia del serbio y el resto del número uno del mundo frente al eficaz servicio del de Basilea. En definitiva, un partidazo en letras mayúsculas, que se presenta como una final anticipada y que puede tener el premio del número uno del tenis mundial. Como dice esa famosa pancarta que sigue al suizo por todas partes, “genios trabajando”. A disfrutar,